Esta usted en:

Patrimonio Histórico


El centro histórico de Hornos fue declarado Conjunto Histórico Artístico en 1985. 

Castillo 

El castillo de Hornos, de origen musulmán, que algunos identifican como el "Hins Fornus", pasó a baluarte de los santiaguistas por cesión de Fernando III. 

La fortaleza, fundamental en la vigilancia del flanco oriental de la encomienda de Segura, se levanta en la parte más alta de la población. Consta de un conjunto defensivo con recinto exterior trapezoidal que incorpora una magnífica torre del homenaje y comprendía, en los lienzos de muralla, tres esbeltos torreones de planta cuadrada de los que se conservan restos, así como el muro exterior de una sala que cerraba el patio de armas. El conjunto cristiano, levantado sobre otro musulmán anterior, del que se conserva el aljibe, se viene datando entre la segunda mitad del siglo XIII y principios del XIV. 

La torre del homenaje, su elemento más singular, tiene planta cuadrada de casi siete metros de lado, está construida en mampostería menuda y presenta un hueco de entrada colocado sobre un podio macizo a media altura. Sus esquinas son redondeadas para hacerla menos vulnerable a los efectos de la artillería, y en su interior se acogían dos salas superpuestas con techumbres abovedadas. Exhibe, además, dos escudos nobiliarios. 

Este castillo fue declarado en 1985 Bien de Interés Cultural.  

Iglesia Parroquial de la Asunción 

La iglesia parroquial de la Asunción se emplaza en el corazón del conjunto histórico artístico de Hornos. La mayor parte de las obras, dirigidas por el cantero Juan de Mojica, se realizaron entre 1523 y 1550, aunque en la más ortodoxa lexicografía gótica. Su planta, de una sola nave, se divide en tres tramos cuadrados, separados por arcos fajones que apean en semicolumnas adosadas al muro, y cubiertos con bóvedas estrelladas y de terceletes, cuyos nervios son de cantería. Este tipo de cubrición se repite también en las capillas de ambos lados. El retablo es renacentista, aunque sólo se conserva su armazón de madera pintada, y se estructura en tres calles, dos pisos y un ático con una inscripción que alude a la fecha de 1589. 

Exteriormente y a los pies, en el lateral derecho, se sitúa la torre, maciza, de sillería, y a la que se accede desde fuera por una escalera de caracol. Presenta gárgolas en la cornisa y aparece coronada por una crestería gótica en mal estado. 

La portada, fabricada también en el primer tercio del siglo XVI, es de sillería irregular. La flanquean estribos en mal estado y estilísticamente puede clasificarse como plateresca. Presenta arco de medio punto con dovelas renacentistas ornamentado con diferentes elementos: casetones en el intradós; querubines en el trasdós; grutescos en las jambas; y medallones con relieves humanos en perfil en las enjutas. La completan un entablamento con friso corrido y una hornacina vacía con un pequeño frontón. 

En ella fue encontrado el jarrón, que se conserva en el Museo Arqueológico Nacional. Es una vasija ornamental, en forma de ánfora de estilo nazarí, con motivos vidriados en azul y oro sobre fondo de esmalte blanco. La decoración se dispone en franjas verticales separadas por líneas azules, alternando inscripciones y temas florales, en el cuello y en el asa que conserva, siendo considerada por el historiador Torres Balbás como "la gala del museo". 

Castillo de Bujaraiza 

Se levanta al sur de la población, en una isleta del pantano del Tranco. De reducido tamaño, cuenta con un recinto poligonal y una torre del homenaje proyectada hacia el patio de armas en la que puede observarse, a pesar de su mala conservación, las hiladas de pequeña mampostería bien trabadas con mortero de cal. 

Se encuentra cercano a la desaparecida aldea de San Miguel de Bujaraiza, dehesa donada a Gonzalo de la Peña y cubierta por las aguas del embalse. 

Fue declarado Bien de Interés Cultural en 1985. 

Puerta de la Villa 

Del que fuera cinturón de murallas se conservan algunos restos y la Puerta de la Villa, de mampostería regular y ladrillo en sus bóvedas. Lo más característico de esta puerta es su entrada en acodo, lo que hace pensar en un origen probablemente almohade.

En 1985 fue declarada Bien de Interés Cultural. 

Torre de Bujarcaiz 

Se encuentra a escasa distancia del Castillo de Bujaraiza estando sumergida actualmente en las aguas del pantano del Tranco, aunque bien conservada. Troncocónica, con la puerta de entrada en el segundo cuerpo, está construida con calicanto en su parte baja mientras que en la alta la mampostería es regular. Funcionalmente actuaba como vigía del castillo de Hornos. 

Mirador del Aguilón 

Junto al Ayuntamiento, también llamado "Mirador de la Gloria", muestra una de las mejores vistas del Parque Natural. Desde él se contempla una impresionante visión de las aguas del embalse de El Tranco, un mar interior en el pulmón verde de Andalucia.

 

Galería de Imágenes

 




Ayuntamiento de Hornos

Información Legal | Accesibilidad